Lpgc, 10 de enero de 2017

Último día de exámenes del primer cuatrimestre, y al salir del aula y conectar el móvil, salta la alarma de un nuevo correo, la universidad me informa del comienzo del 2º cuatrimestre el próximo día 13. “mensaje recibido“.

Y lo primero que he hecho al salir de la universidad fue escaparme a una terraza al aire libre, pedir un cortado, ponerme los auriculares con música y lanzarme de 9788492929641cabeza dentro de mi eReader para leer un libro que me descargué hace un par de días, “los príncipes azules también destiñen” de Megan Maxwell, y sin ni siquiera darme cuenta, de un tirón me leí 13 capítulos. Después de una semana complicada, y no por los exámenes, esta era la inyección de relax que necesitaba. Tengo la sana intensión de continuar leyéndolo durante este fin de semana y ya os contaré que me ha parecido.

Que lejano me parece ahora el pasado año, con todo el caudal de emociones, sentimientos, sensaciones y gentes. Quizás es que estoy pasando página, o que he decidido que no me puedo permitir apearme de mi vida aunque eso signifique dejar atrás a aquellos que no quieran entrar en las mismas estaciones por las que yo paso. A veces quiero gritar: “que paren el mundo que yo me bajo“, pero un instante después, recuerdo que esa no es una opción. Así que debe ser cierto eso de qué, “nada pasa por nada, todo pasa por algo“. Lo extraño mucho, pero no pondré mi vida en pausa por él, quizás sólo tenía que ser una de esas personas que sólo pasan por tu vida sin quedarse en ella.

Puede que este año consiga uno de esos objetivos que tengo desde hace tiempo en mente y que no esperaba que pasara tan pronto. Aunque nunca dudé que fuera a conseguirlo, y me muero de ganas de que suceda ya.

La gente nunca deja de asombrarme, como pueden sin apenas conocerte sincerarse contigo, o como creamos vínculos reales e intensos únicamente por el mero hecho de compartir metas y objetivos comunes. Estoy convencida de qué, muchos de nosotros, al acabar la carrera habremos creado vínculos con hilos irrompibles.

Y hablando de cosas interesantes, en los últimos días he descubierto, otra vez, qué, aún queda gente que no acaban de entender que todos no seamos y pensemos como ellos, que algunos tenemos pensamiento propio y que no es ni mejor ni peor que el suyo, sólo es diferente, sólo es mi pensamiento y mi manera de actuar, y que ni pretendo ni quiero parecerme a ellos. Chicos/as, esta soy yo, y es lo que hay.

He salido del aula de examen con una sensación de serenidad y confianza que aún me dura, la misma serenidad y confianza con la que afronto el nuevo cuatrimestre, y me gusta, es como antes, es como siempre. Me gusta sentir que me reconozco, que soy yo.

Nos estamos hablando mientras en mi vida siga habiendo vida. Te pienso.

P.D.: Creo que hoy he ligado, me han dicho: “yo estoy disponible” cuando he dicho que busco novio, eso es ligar, ¿no?  😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s