Lpgc, 14 de febrero de 2017

¿Día de los enamorados?, ¿día de cariño te quiero tanto que no necesito demostrártelo con un regalo?, ¿es que yo en eso no creo cielito?, ¿excusa para que los novios “ratas” digan que sólo es un invento de los comerciantes para vender y no te regalen ni los buenos días?, y de vez en cuando un “feliz día de los enamorados con un regalo especial, que no tiene que ser uno de esos regalos caros, sino uno de esos con verdadera imaginación y de los que ni se olvida uno del regalo ni del placer que la experiencia te proporcionó”. Supongo que todas estas respuestas sirven; no se vosotros/as, pero a mi me han tocado de todos ellos alguna vez.

Para mi este día empezó de pena, y a medida que avanzaba el día parecía que no mejoraría, pero conseguí pararme y darle la vuelta… 

Las felicitaciones de los amigos/as fue un fantástico paréntesis en mi día, pero se acabó antes de lo que me habría gustado y de vuelta a la realidad…

LLegé a casa y me puse algo cómodo que me hace sentir especial, tome un gran bol de fresas muy dulces, una cantidad indecente de donuts de azúcar y una enorme caja de chocolates, deliciosos chocolates de café, de avellanas, de mousse de cacao y de cerezas con licor. El  cava bru nature que es mi favorito, las burbujas se movían y siseaban en el interior de la copa, y a cada trago me cosquilleaba la nariz. Las fresas, el chocolate y el cava siempre me ha parecido lo más delicioso al paladar, el dulzor de las fresas con el chocolate con el amargor y sequedad del cava me resulta simplemente exquisito.

Y así decidí acabar mi día de los enamorados, con el éxtasis de mi paladar y una novela erótica, que si bien cumplió su propósito no resulta especialmente recomendable.

Y chicos/as, no penséis que me he olvidado de contaros que me pareció la historia de la que os hablé hace unos días, “los príncipes azules también destiñen“, es que aún necesito asumir la última pagina del libro y hoy no es un buen día para hablaros de sus excelencias.

Nota mental: No olvidar encontrar un novio de los que hacen “regalos especiales” para el próximo día de los enamorados, uno de esos que organizan veladas inolvidables, con cava bru nature, fresas, chocolates y experiencias deseables. Echo de menos las rosas rojas de tallo largo sin cortar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s