Lpgc, 9 de marzo de 2017

Semanas complicadas en la que os he echado de menos. Un malestar físico que no me dio tregua por 2 semanas. Muchísima información que asumir y procesar en el mínimo tiempo. Ganas incontrolables de devorar libros por el puro placer de la propia lectura.

Os prometí contaros que me pareció la lectura de “los príncipes azules también destiñen”, y es lo que me propongo hacer a continuación; Sam y Kate se conocen desde jóvenes y tras vivir un idílico amor que traspasaba fronteras y formar una preciosa familia fueron feli9788492929641.jpgces hasta que sucede algo inesperado. Terry, la hermana de Kate, y Michael, el hermano de Sam, siempre han estado junto a ellos y entre ellos surgen chispas aun cuando son consciente de que puede terminar en cortocircuito, por lo que intentar no enredar más las cosas. Sin embargo, la vida es caprichosa, y todo se enreda entre ellos . “Los príncipes azules también destiñen” te demuestra que las segundas oportunidades si existen, sobre todo, si realmente quieres a alguien con el corazón.

Descubridla, su lectura os atrapará y os hará vivir toda la historia junto a los protagonistas de la misma.

En los 5 últimos días he leído 7 libros, ha sido una maratón realmente placentera; por mil circunstancias durante años no pude hacerlo y creo que era algo que deseaba y necesitaba. No todos puedo decir que sean altamente recomendables, ni siquiera recomendables, pero si me impactaron 3 de ellos, una trilogía de Maya Banks, Rendición(1, 2, 3), cuyos títulos son los siguientes: “Déjate llevar”,” Cae en la tentación”“Quédatelo todo”.

Esta es literatura romántico-erótica, dónde nos muestran la verdadera cara de la sumisión y la dominación; lejos de todos esos estereotipos que equiparan este modo de vida a lo puramente físico y al pensamiento de que dominar se limita a disfrutar con el dolor infligido al sumiso. Y nada más lejos de la realidad.

He aprendido que el mundo de la dominación y la sumisión va más allá de lo puramente físico; que una sumisa no pone en manos de su dominante su bienestar, su vida y su placer porque no sea capaz de tomar sus propias decisiones, sino todo lo contrario, es lo bastante fuerte y confía y ama tanto a su dominante que le confía su bienestar y su ser, a sabiendas de que será siempre la prioridad número uno para su imagesdominante. Que un dominante nunca descuida el bienestar, la protección y las necesidades de su sumisa; decidiendo por ella si, pero siempre anteponiéndola, incluso a su propio bienestar.

Se valora sobre manera la entrega física pero se valora de manera inconmensurable la entrega emocional, porque es la verdadera entrega.

Os dejo algunas citas que para mi han sido reveladoras;

Es mucho más fuerte. Una mujer puede dar su cuerpo, pero no compartir nunca su alma o su corazón. Eso es una victoria bastante vacía. Sin embargo, una mujer que se entrega emocionalmente al hombre que tiene su propio bienestar es sus manos es algo valiosísimo. Y eso es lo que quiero de ti, Kylie. tu entrega emocional. Tu confianza, tu corazón. Tu alma.

Ella necesitaba un hombre que la amara, que la protegiera de cualquier daño, que le diera abrigo, un lugar dónde refugiarse del resto del mundo. Necesitaba un hombre al que acudir, alguien a quien confiarle su protección ante cualquier amenaza. Una amenaza no sólo física sino emocional, porque esta última era muchísimo peor que la física.

Le despertaba el instinto de protección; hacía que quisiera tratarla con delicadeza, amarla y protegerla de todo lo que pudiera hacerle daño, ya fuera física o emocionalmente.

¿Es que no habéis deseado esto alguna vez?, ¿es que no habéis deseado poder confiar vuestra seguridad y vuestra confianza a la persona con la decidís compartir la vida?, ¿es que no habéis deseado que fuera vuestro refugio y que en sus brazos nada pudiera haceros daño, porque él no sólo se cuidaría de que nada os pasara sino que estarías seguras de que él nunca os haría daño a propósito?.

images (1).jpgYo os confieso que si he deseado tener esta complicidad y absoluta confianza con mi pareja, y que he sufrido enormemente cuando he descubierto que en ellos no podía confiar; que no querían ni deseaban ser ni mi refugio ni mi confidente, ser al que abrirle mi alma y mi corazón, aquel con el que no tener secretos, y sin dudarlo poner mi seguridad y mi vida en sus manos, y saber que nada podía ser mejor que eso.

Y ahora descubro que todo eso que deseo tiene nombre, y se llama ser sumisa y desear tener a mi dominante. ¿Entonces por qué se han empeñado en enseñarnos que la sumisión-dominación es perversión antinatural?, ¿qué todo se limitaba a posesión física con dolor y placer por el mero hecho de infligir dolor?, ¿por qué nadie nos contó que la sumisión es entrega incondicional y la dominación es el deseo más intenso de protección del bienes9788415952282.jpgtar físico y emocional de su sumisa?.

Si aceptáis mi consejo, leeros esta trilogía. No es que os vayáis a convertir en sumisas y dominantes, pero sin duda reflexionaréis sobre el significado de entrega y protección hacia aquella persona a la que amáis y con la que quizás compartís vuestra vida.

Nos seguiremos hablando mientras en mi vida siga habiendo vida. Te pienso y le pienso a él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s