Antes que nada, saludaros a todos/as.

Se que he estado desconectada, pero sólo porque he estado viviendo, y estad seguros de que os he echado de menos a todos y cada uno de vosotros/as.

Cada día descubro qué, puedo hacer cosas que no creí poder volver a hacer o que ya ni  siquiera me planteaba que podría hacer. He vuelto a vivir, a creer, a desear, a ser feliz, ya sabéis, esas cosas que hacen que la vida valga la pena. Supongo que no hay nada como estar más muerta que viva para no olvidarte de disfrutar cada pequeño o gran momento que se nos presenta.

Oh chicas, tengo que contaros algo. Hace unos días vi algo qué, desde el primer instante desee llevármelo a la boca y saborearlo durante el resto de mi vida. Era perfecto para mi, tamaño, grosor, color, tacto, calidez y textura; y su anfitrión es un encanto aunque me temo que aún no sabe lo especial que puede llegar a ser cuando decide comunicarse.

Y si chicos, nosotras también tenemos preferencias, y es cierto qué; podemos quedar satisfechas con muchas y distintas, que otras son tolerables aunque no memorables y que a otras les pondríamos ordenes de alejamiento; y después está esa, ella, la que desde que la ves y la tocas sabes que es perfecta para ti, y que la desearas siempre. Si chicos, que no os engañen, que eso del tamaño son sólo rollos que os montáis vosotros solitos en los vestuarios del gym. Y que las chicas tenemos un criterio propio del que depende qué; inventemos mil maneras de darle placer a nuestro chico porque su placer es el nuestro, o que nos convirtamos en muy “tradicionales” lo que se traduce en, busco la manera de jugar lo menos posible con ella.

En fin, que me muero por descubrirla…

 

¿Recordáis que os dije que estaba leyendo a varias autoras de literatura erótica?, f037873b359c0872a88f9ae53e8846f8--dress-drawing-drawing-art.jpg pues bien, he leído más de ochenta libros en dos meses y si tenéis la oportunidad nos os perdáis las bibliografías de la española Megan Maxwell y la norteamericana Maya Banks. Sus obras son geniales, y además buena literatura si os gusta la novela erótica. Puede que algunos/as no os hayáis planteado leer sobre el tema, pero si me permitís una sugerencia, deberías intentarlo, y acabaréis descubriendo que la literatura erótica no es un puñado de libros guarros como nos han hecho creer, sino relatos de maneras distintas o parecidas a las nuestras de vivir la sexualidad.

¿Sabéis esa sensación que se tiene cuando descubres en una tienda esos zapatos o esa blusa o ese vestido que lleváis tiempo queriendo encontrar?, ¿Del que no habéis imaginado modelo, color y adornos?, ¿Ese que cuando lo veis en la percha o en la estantería de un escaparate, sabéis de inmediato que es el vuestro?, ¿Ese que os quedará como un guante y con el que os sentiréis especiales y seguras?. Pues ese vestido es el que yo encontré hoy, me resulta una sensación deliciosa.

Chicos/as, nos estaremos hablando mientras en mi vida siga habiendo vida.

Anuncios

Un comentario en “Q.D.: Lpgc, 12 de agosto de 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s